viernes, 13 de julio de 2007

NOÉ CONSTRUYE EL ARCA.

NOÉ CONSTRUYE EL ARCA.

En Génesis 7:9-12 dice: Estas son las generaciones de Noé; Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé. Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet. Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.

Después de Enoc, en la Biblia encontramos a otro hombre que caminó con Dios, y al que Dios vio justo, pues era varón perfecto en sus generaciones. A los quinientos años engendró sus hijos, y dice la Biblia, que en esa época, se corrompió la tierra y se llenó de violencia. ¿Cómo se corrompió? El pecado que practicaba la descendencia de Caín, que eran los hijos de los hombres, fue asimilado y practicado por los descendientes de Set; corrompiendo de esta manera la tierra y llenándola de violencia. ¿Qué clase de violencia? En todos los sentidos en los humanos, y en la lucha por la subsistencia al corromperse toda carne(los animales), que dejaron de comer hierba, y empezaron a alimentarse de los más débiles.

Eso provocó que Dios la mirar y la viera plagada de corrupción y de violencia, acto que produjo el arrepentimiento y dolor de Dios, de haber hecho hombre en la tierra; ya que en su poder lo podía haber hecho no en la tierra; quedando claro que Dios lo pudo haber hecho en otro lugar y de otra forma, pero jamás dejarlo de hacer.

En Génesis 6:3 dice: Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; he aquí que yo los destruiré con la tierra. Noé escucha de Dios la decisión de darle fin a todo ser porque la tierra estaba llena de violencia a causa de ellos. Observemos que solo habla de los seres de la tierra, que eran los que la habían llenado de violencia; la afirmación de destruirlos junto con la tierra, se refirió solo a los animales de la tierra, pero no los del agua; el agua contiene tierra (Génesis 1:9), y Dios sabía lo que había determinado hacer.

En Génesis 6:14-16 dice: Hazte un arca de madera de gofer; y harás aposentos en el arca, y la calafatearás por dentro y por fuera. Y de esta manera la harás: de trescientos codos de longitud del arca, de cincuenta codos de anchura y treinta de altura. Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; pondrás la puerta del arca a su lado, y le harás piso bajo, segundo y tercero.


Dios sabía que Noé acataría la orden de hacer el arca, la cual, dicho sea de paso, la palabra hebrea para arca, es Teba; y no fue un barco, sino más bien, una casa flotante. La madera escogida fue de gofer, y hasta hoy, no se sabe que árbol es. Noé entendió que al mandar a hacer Dios el arca y decirle que le hiciera aposentos, él como varón perfecto, cobijaría a su familia (sacerdocio); como está escrito: Ellos dijeron: cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, tú y tu casa (Hebreos 16:31). Dios le pide que la calafatee con brea por dentro y por fuera (simbolismo de la sangre de Cristo).


Hacer el arca implicaba un trabajo extenuante, y calafatearla, mucho más; ya que demandaba tener mucha leña para derretir la brea, y soportar el calor que emana de esta labor. Dios le da las medidas en codos, 330x50x30, los cuales reducidos a metros, quedaría: 150x25x15, más o menos. Una ventana haría al arca, la cual terminaría a un codo de elevación de la parte de arriba, o sea, más o menos, a unos 50 centímetros del techo. Haría una puerta al lado de la ventana, pero ni de esta ni de la ventana, se dan medidas.

Esta puerta para mi simboliza a Cristo en el Antiguo Testamento, el cual no fue revelado totalmente; y la puerta, a Jesucristo, en toda su revelación en el Nuevo Testamento. Esto concuerda con lo dicho en Juan 10:9: Yo soy la puerta; el que por mi entrare, será salvo; y entrará y saldrá, y hallará pastos. El hecho de no dar dimensiones de la ventana ni de la puerta, habla a las claras de lo infinito de Cristo, Logos, Espíritu Santo, Mesías, Enviado, Luz.


El mandato de que le hiciera piso bajo, segundo y tercero, significa que el primer piso era el de arriba, y allí debían estar la ventana y la puerta. Dios hizo primero los cielos, luego la tierra; en ese orden manda a Noé que haga el arca, empezando por el primer piso, el de arriba. La afirmación piso bajo, segundo y tercero, corrobora que el primer piso era el de arriba. El orden de Dios lo trastocó Satanás, y es por eso que nosotros al referirnos a una edificación, que el primer piso, es el de abajo, luego el segundo en su orden hacia arriba, y así sucesivamente; pero, para Dios, el primero es el de arriba; luego van descendiendo en forma sucesiva y creciente ordinalmente.


¿Cómo haría Noé una casa que luego flotara, teniendo el cimiento en la parte de arriba, y allí su ventana y su puerta? Dios no peca, por lo tanto, no cae; y por lo consiguiente, no tiene que subir. El hombre sí; se tiene que levantar de su caída. Dios no sube porque él es lo más alto y sublime; sino


que desciende para levantar al hombre (Juan 1; Lucas 3:22; Éxodo 19:18; Efesios 4:10 y Apocalipsis 1:10).

¿En qué lugar podía Noé edificar una casa como Dios había mandado? Para ello, Noé tuvo que buscar dos montes (cerros-lomas), de más o menos dos partes de la altura de la casa; y que estuvieran separados entre si en un poco más del ancho del arca; y el largo mínimo de ciento cincuenta metros. ¿Por qué? Porque tenía que empezar por el piso primero o de arriba, donde irían la ventana y la puerta, para que esta última quedara al mismo nivel de la altura de los montes; facilitando así, la entrada d los animales. De un monte a otro pondría sus travesaños, los cuales podían estar a metro de distancia, lo que daría un número de trescientos, para que junto con los que se colocaran a lo largo, formarían la plantilla, que luego rellenaría para formar el primer piso. Los travesaños soportarían el primer piso con su techo, cerramiento y los cuatro aposentos, y los pisos segundo y tercero. Habrían columnas de cincuenta metros en cada esquina del piso, y todas las que se necesitaran para formar la fuerza para el cerramiento de los tres los pisos, estando este último o tercero, descansando en el suelo entre los dos montes.

Al hacer el cerramiento del primer piso, haría la ventana y también la puerta, y terminado los restantes, los calafatearía por dentro y por fuera. Haría rampas del primero al segundo al tercero, para facilitar la bajada de los animales a sus respectivos pisos. Al entrar los animales, los más pesados entrarían primero, y bajarían hasta el piso tercero, para evitar que la casa se volcara por tener mas peso en la parte de arriba, y así guardar el equilibrio necesario para flotar. En el segundo piso, irían los más livianos como las aves, y en el primer piso, estarían los cuatro aposentos, uno para cada pareja, ya que el querer de Dios, es que el hombre esté siempre arriba, en su presencia, en lo más alto y sublime.

¿Por qué entre dos montes? Porque estos constituyen los testigos más perdurables de los grandes acontecimientos en la historia de la humanidad. Pueden ser cerros, pequeñas elevaciones, o montañas. El arca es prefigura de Jesucristo, quien se transfiguró (Marcos 9:2-9), en el monte Tabor (2ª de Pedro 1: 16 y siguientes); los personajes que aparecieron acompañándolo, fueron Moisés y Elías. Moisés representa la ley dada en el monte Sinaí, y Elías, los profetas, en el triunfo sobre los dioses falsos en el monte Carmelo.


Jesucristo en la transfiguración estaba entre los dos; el arca fue construida entre dos montes; Jesucristo es el único que ha subido al cielo. El agua es la materia prima de donde fue sacada la tierra, y más tarde el hombre; ella cae


sobre el arca y después a medida que aumentan las precipitaciones, el agua hace flotar el arca y subir más alto que los montes. Por causa del pecado y de los pecados del hombre, Jesucristo sufrió vejaciones, y aunque descendió a las partes más profundas de la tierra, subió a los cielos después de resucitar, llevando cautiva la cautividad (Efesios 4:8).

En el arca se salvó Noé y su familia, y los animales terrestres de todas sus especies, poseyendo la nueva tierra o capa de tierra que dejaron las aguas del diluvio al caer sobre ella. Jesucristo hace que los mansos posean la nueva tierra (Mateo 5:5), y promete en su palabra salvar a la familia por el sacerdocio del hombre: Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa (Hechos 16:31).

En Génesis 6:17 dice: He aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que haya en la tierra morirá. Dios le confirma a Noé qu destruirá a la tierra y a todo ser viviente que haya en ella, a través de un diluvio de aguas.

En Génesis 6:18 dice: Más estableceré mi pacto contigo, y entrarán en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. Dios se compromete con Noé en que le salvará a toda su familia (casa), metiéndola en el arca; y por esta razón, los aposentos eran cuatro: uno para cada pareja.

En Génesis 6:19-22 dice: Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán. De las aves según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie, entrarán contigo, para que tengan vida. Y toma contigo de todo alimento que se come, y almacénalo, y servirá de sustento, para ti y para ellos. Y lo hizo Noé así. Noé izo conforme a todo lo que Dios le mandó.

Dios ordena a Noé que de toda carne tomara dos de cada especie para que tuvieran vida con él; macho y hembra serán estas. Las parejas aquí escogidas estaban destinadas a continuar su especie después del juicio del diluvio; eso es lo que significa la expresión: para que tengan vida contigo. Dios manda a Noé que tome con él todo alimento que se come, y que lo almacenara; para que sirviera de sustento para él, y para ellos.

¿Cuántas toneladas de alimento debió almacenar Noé en el arca de acuerdo a la capacidad del arca, para el sustento de ellos y los animales por trescientos setenta y un días de estadía en el arca? Para entender esto, la Biblia nos recuerda lo dicho por Jesús a Nicodemus, en Juan 3:3: Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo: que el que no naciere de nuevo, no puede entrar al reino de Dios; y en Mateo 18:3 dice: Y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. En los dos casos se habla de salvación; estos animales que se habían corrompido junto con el hombre, no podían ser escogidos por parejas en estado adulto, para entrar al arca, porque aún Noé, tuvo que ser visto justo por Dios para ello, y poder así cobijar a su descendencia

Para este caso, las parejas fueron ser escogidas no en estado adulto sino pichones o de edad muy temprana, para evitar que se corrompieran como los otros, en la violencia que azotaba a la tierra, comiéndose unos a otros; y garantizar así, la permanencia en armonía dentro del arca. Esto rebajaba ostensiblemente el tonelaje de frutos y demás vegetales que Noé tenía que almacenar, porque en ese estado los animales consumían menos cantidad de ellos.

La Biblia dice que Noé hizo todo conforme a lo ordenado por Dios, pero ¿Cuántos años duró Noé haciendo el arca? Algunos han dicho que ciento veinte años; otros que cien años. Noé tuvo hijos a los quinientos años, y estos ya tenían mujeres cuando entraron al arca. En Génesis 7:11 dice que en el año seiscientos de la vida de Noé, entró al arca. ¿Empezó a hacerla después que le nacieron los hijos? La Biblia no lo dice; pero si dice que Noé hizo todo como Dios le mandó.


1 comentario:

marvin cruz dijo...

hola,soy marvin cruz agrego, genesis,5=25 187 anos ya vividos mas, vivio matusalen 782 verso6 total 979 verso7 anos vivio matusalen, son solo 3 versos de la biblia aora en el verso 8y9 ya noe tenia 182 anos en el verso 30 vemos,lamec en este versiculo vivio 595 anos para cumplir un total de 777 anos ya tenia noe en el verso 32 500 anos verdad que es sierto entnses en el capitulo 6 de genesis verso 3 vemos que dios diso no contendere mi espiritu con el hombre para siempre porque siertamente el es carne mas seran sus dias 120 anos si vemos la distanci de un versiculo ha otro vemos el verso 13 dijo he desidido el fin de todo ser aora vuelva atras al versiculo 7 raere de sobre la faz de la tierra ha los hombres que he creado entonses para que dodar que fueron 120 anos en levantar el arca de noe grasias si hai dudas estoy disponible